Organizarse para trabajar desde casa suele ser un gran reto para muchos. Separar los deberes laborales de los hogareños no es tan fácil como imaginaríamos. Interrupciones y distracciones de vecinos o familiares, falta de horario laboral y las tareas continuas del hogar son unas de las cosas que pueden hacerte menos productivo.  

Hoy más que nunca el teletrabajo está en apogeo, y si este es tu caso, he aquí algunos consejos para mejorar la productividad desde la comodidad del hogar.

Dispón de un espacio de trabajo

Quizá parezca obvio, pero es importante preparar una zona destinada solo para trabajar. Es necesario definir los límites entre la vida cotidiana y el trabajo. Intenta crear tu propia oficina en casa, en un espacio adecuado o incluso si puedes, toma una habitación destinada a esto.

Recursos para la comodidad

Disponer de una mesa limpia y ordenada, esto ayuda a mejorar la concentración. Que esté destinada solo para trabajar, e intenta que esté alejada de tu cama para evitar las ganas de acostarte en ella. Una buena iluminación en tu zona de trabajo también es importante.

Busca una silla en la cual mantengas una postura adecuada ya que de seguro pasarás mucho tiempo sentado. Recuerda también mantener una postura correcta para evitar lesiones.

Alternar lugares de trabajo

Trabajar todos los días en el mismo sitio llega a cansar. No trabajes siempre en casa, cambiar de ambiente esporádicamente mejora la productividad. Ve a sitios públicos, bibliotecas, cafeterías u otros espacios con wifi, esto puede simular tu espacio de trabajo.

Establecer horarios para trabajar desde casa

Crear rutinas laborales específicas podría programar a tu cerebro y tu cuerpo para que sepan cuando es tiempo de trabajar, cuando es tiempo de descansar, de ir al gimnasio, etc. Organiza un horario que te funcione y motive de forma que te dé la oportunidad de hacer otras cosas.

Prueba distintos horarios

No todos somos iguales, algunas personas se sienten más motivadas muy temprano por la mañana y a otras les cuesta más sacudirse el sueño al despertar. Prueba distintos horarios y descubre cual es el mejor para ti.

Crea bloques de tiempo

Posiblemente luego de que te sientes a trabajar pases horas sentado sin tener en cuenta la noción del tiempo. Ten cuidado con esto, podrías agotarte (incluso sufrir de estrés laboral) llevando al límite tu cuerpo y perjudicar tu salud y productividad.

Crear bloques de descanso es tan necesario como disponer de tiempo para las comidas. Establece un momento para descansar las piernas o realizar una pequeña sesión de estiramientos, tu cuerpo te lo agradecerá.

Planifica tus tareas con antelación

En cuanto descubras cuál es tu mejor horario, planifica las tareas de la jornada laboral. Posiblemente pasarás mucho tiempo planificando lo que harás durante el día, por ello, es mejor hacerlo un día antes o incluso planificar una semana entera con antelación.

Registros en agendas

Disponer de una agenda sería ideal, realiza cambios si es necesario, pero intenta respetar las actividades programadas. Y si registras los que has realizado y lo que no, ayudaría a visualizar que tan productivo fue tu día y en qué puedes mejorar.

Evitar las distracciones

Ésta posiblemente sea la parte más difícil de laborar en el hogar. Ruido de los vecinos, interrupciones de familiares, mascotas o compañeros de piso, distracciones con dispositivos móviles, el televisor, etc., afectan de forma negativa la productividad.

Laborar en un ambiente de silencio

Muchos prefieren trabajar en completo silencio y otros suelen concentrarse más con algún sonido de fondo. Si eres de los primeros, evita prender le televisor, radio o escuchar música mientras trabajas, pero si el ruido te ayuda a concentrarte, has todo lo contrario.

La música puede resultar no ser una distracción  

Estudios han demostrados que la música genera ciertas emociones, y sigue en constante debate si puede ayudar a la concentración. Este estímulo sensorial reacciona en zonas del cerebro relacionadas con la creatividad y la memoria, todo va a depender de la personalidad y los gustos musicales.

Evitar Redes Sociales

Las redes sociales suelen ser una gran distracción y afectan de forma directa la productividad laboral. Tanto si trabajas con redes sociales como no, divide tus tareas con el tiempo de ocio virtual.

Sistema de organización para trabajar desde casa

Crea tu propio sistema laboral que se adapte a tu estilo de vida, que provea el flujo necesario para progresar en tus proyectos y objetivos. Y no te olvides del porqué de lo que haces. Sigue estos consejos e indaga más en el tema, investiga y pon en práctica todo lo que sea necesaria para tu beneficio organizativo y profesional.


Jobisley Suárez

Técnico en Administración de Empresas. Communyti Manager. Gestora de Contenido Web, Escritora de Contenido Creativo y Especialista Wordpres en continua formación.

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.