El darwinismo corporativo también es conocido como darwinismo empresarial o darwinismo laboral. Y En esta oportunidad, quiero hablar sobre ciertas comparativas que he notado entre las dinámicas corporativas, el comportamiento de las personas en el ambiente laboral administrativo y la teoría de selección natural, hecha por Charles Robert Darwin. Es el naturalista inglés, que revolucionó el pensar de las personas sobre la naturaleza, no solo de las especies, si no muchas veces de la filosofía.

Ahora, ¿por qué pretendo comparar la teoría, si está enfocada es en explicar le evolución bilógica de las especies, en condiciones específicas ambientales?

Teoría de la selección natural.

Antes de entender este fenómeno interesante, hablemos un poco sobre la teoría de la selección natural.

La teoría clásica de la selección natural establece, que los aspectos que encierran las condiciones ambientales, pueden beneficiar o desfavorecer a una especie específica. Por ejemplo, en las altas montañas es difícil que un reptil pueda sobrevivir, debido a sus características de sangre fría. Mientras que un mamífero si puede, ya que la evolución le ha dado ciertas características para soportar el clima frio extremo.

Estas condiciones dan como resultado, la cohabitación de determinados tipos de especies, de acuerdo a su ambiente, interviniendo condiciones climáticas, altura, presencia de alimento entre otros aspectos.

¿Cómo influye el Darwinismo en el ambiente corporativo?

Si bien los seres humanos, somos la especie más adaptable, existen condiciones en el ambiente que no son favorables para algunas personas. Desde el punto de vista de las condiciones ambientales, hemos logrado comprobar, que el ser humano tiene la capacidad de adaptarse a cualquier clima, altura o medio, utilizando su inteligencia, para crear condiciones favorables en aras de la supervivencia.

En el ambiente corporativo, existen una serie de factores muy desafiantes, que pueden ser determinantes para que algunos seres humanos carezcan de la capacidad para adaptarse. Algunas de estas condiciones, no encierran ni clima o los factores que vemos en la naturaleza, son factores de carácter intelectual, emocional y organizativa.

Algunos de los aspectos del darwinismo corporativo determinantes, las cuales pueden separar en una especie de selección natural a las personas son:

  • La experiencia
  • Habilidades sociales
  • Habilidades organizacionales
  • Capacitación u conocimiento
  • Meritocracia

La experiencia, puede separar de los valientes

Una persona más experimentada, siempre va a tener la delantera, en comparación a una persona que carezca de experiencia. Esto se debe al simple hecho de que este ya conoce las funciones de un puesto de trabajo específico. Este factor puede ser determinante, a la hora de seleccionar quien está en la capacidad de cumplir rápida y eficazmente el trabajo, desplazando a los menos experimentados.

Habilidades sociales, el más social muchas veces consigue el éxito

La capacidad de socializar de la persona, puede abrirle puertas en el sector corporativo, es decir, “nadie quiere trabajar con una persona antipática”.

Es por eso que la mayoría de las personas que trabajan, buscan siempre tener una buena actitud, aunque su día no sea el mejor. A final de cuentas, el trabajador que haga sentir bien a sus clientes, es el que gana más seguidores.

Habilidades sociales y el darwinismo corporativo

Habilidades organizacionales, ¿eres metódico o te vale ver tu cuarto ordenado?

Las personas organizadas tienen la ventaja en diversos casos, si bien existen trabajadores muy organizados, hay personas que no poseen estas habilidades.

Sin embargo, poseen un talento sobre natural para realizar más cantidad de trabajo que otras o resolver problemas que otros no pueden. Este aspecto interviene de acuerdo al ambiente corporativo, es decir, ¿el jefe tolera la desorganización con tal de ver resultados o valora más la capacidad de mantener todo en orden?

Este factor puede aplicarse desde varios ángulos, tales como la forma de trabajar, la forma de coordinar con la empresa e incluso la forma organizacional de vida que lleva el trabajador, la cual puede influir en su rendimiento laboral.

Capacitación y conocimiento, ¡entre más curses, mejor te va a ir!

Este aspecto puede notarse desde antes de la contratación para el trabajador. Una persona con más certificación, siempre podría tener un porcentaje de éxito más grande que otros trabajadores.

Dependiendo de los criterios, el contratista empresarial puede descartar fácilmente a los aspirantes con tan solo revisar sus certificados, ya que esto es un reflejo de capacitación amplia y conocimiento adquirido mediante instrucción.

Sin embargo, algunos jefes tienden a valorar más otros criterios, tales como las habilidades sociales, la motivación del sujeto e incluso su preparación para la entrevista de trabajo, valorando vestimenta o la investigación de la empresa hecha por el aspirante.

Darwinismo corporativo o empresarial

Meritocracia, en un ambiente empresarial sano, tu esfuerzo es valorado.

Este aspecto, es uno de los que más separa a los seres humanos más aptos. El esfuerzo y la capacidad para aguantar el fracaso y continuar intentándolo, es uno de los sentimientos más fuertes de los seres humanos. Por lo que, en muchas ocasiones, el mérito al esfuerzo y la dedicación es valorado en el ambiente de trabajo, siendo determinante, para promociones o asensos.

Esta es la puerta a la presencia de cierta selección natural, donde entran a considerarse diversos factores, tales como la motivación laboral, la buena respuesta, el esmero de calidad, capacidad motriz o de respuesta, resolución de problemas, etc.


DavidQ

Abogado desde el año 2016. Músico. Especialista en Acústica Conceptual. 5 años de Experiencia como Técnico SEO. Fanático de la Informática y la Tecnología.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.